Cultivo de campos y cultivo de personas

Vivo y Coleando

Un paseo en la mañana del mediodía por el campo de las afueras de Cartagena el día de nochebuena, me mostró un grupo de braceros, de aspecto inequívocamente africano, como cortaban apio bajo un sol implacable (pese a estar en diciembre y antes del cambio de clima que vendría al día siguiente).

El campo estaba cuajado de plantas e iban avanzando como un destacamento militar armados con sus manos y arrancando el apio tras agacharse, para levantarse de inmediato y depositarlo en una máquina a sus espaldas. Me quedé observándoles un buen rato y curiosamente me cansé de examinarlos sin que ellos parecieran cansarse de su duro trabajo. Doblarse, arrancar, girar y voltearse para empezar. Además con mascarilla que parecía ir pegada con sudor y sangre. Los seis braceros a la vez. El apio iba directamente a la máquina que tras una pasarela lo envolvía y sellaba. De ahí hacia…

View original post 1,005 more words

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s